23 de julio de 2009

Mariposas


Siempre he sido una persona que, aunque no me dejo llevar del todo por las emociones, sí me emociono con muchas cosas. Recuerdo en la escuela siempre me emocionaba el primer día y me era difícil dormir y estaba con las mariposas en la panza todo el tiempo. También recuerdo los Reyes Magos, de los que ya hablé hace unos meses, ésa sensación de incertidumbre, de suspenso. La sensación de enamoramiento es parecida: te duele la panza al oir el teléfono o el timbre o con el simple recuerdo.



Dígamos que ahora ya no me azoto tanto (bueno, sí a veces!). Ya no se enamora uno de la misma manera, o de plano, ya no se enamora uno, ya no es la misma sensación: como que las mariposas ya no son tan jóvenes ni tan inquietas. Ahora mis emociones tienen menos que ver con la interacción humana: pintar una habitación y decorarla, dibujar, tomar fotos, comprar un disco nuevecito y sacarlo de su envoltura, probar un platillo nuevo, abrir un libro y descubrir lo que hay en su interior, un viaje, cualquier proyecto nuevo de la hermosa Blue y así puedo ennumerar varias cosas que hacen que se me revuelvan las tripas de manera realmente placentera y me sienta llena de determinación. A veces me siento tan emocionada que no siempre presto atención a lo que pasa durante y, cuando me doy cuenta, éso que me había emocionado mucho pasó y se fue y me quedo con un poco de frustración por no haberlo disfrutado más. Es el momento del cortejo lo que me emociona, no me refiero sólo al cortejo que se da en una pareja, si no al cortejo de las ideas, cómo van dando vueltas en mi cabeza y poco a poco veo cómo puedo materializarlas y convertirlas en un hecho. Me he pasado noches en vela con alguna idea revoloteando y me duermo emocionada, con el corazón como un tambor.



Hoy se presenta ante mi un proyecto a largo plazo. El panorama se abre y puedo ver una posibilidad que su momento perdí, pero que tengo la oportunidad de recobrar. No me gusta hacerme grandes ilusiones para evitar caerme de zopetón. Pero esto se está materializando ante mis ojos y sé que ahora es el momento adecuado. Vuelven las mariposas a mi panza como si tuviera 15 años y no quiero que se duerman. No quiero decepcionarme. Quiero que las mariposas vivan en mi panza por mucho mucho tiempo.

9 comentarios:

GA dijo...

Suerte!

Uno de los Condenados dijo...

Esa capacidad de emocionarnos y crearnos expectativas, ilusiones, ciertamente nos provoca en algunas ocasiones hacer castillos en el aire y peor, caer de zopeton como mencionas, pero bueno, a la vez es una manera positiva de ver las cosas, creo que a todos nos ha pasado así, en lo personal, cuando esos castillos se me derrumban, pues me da awite, pero a lavez digo, ps ya que, lo que sigue, debemos aprender a levantarnos así que que más da un rasponsillo más :P

Animo, suerte y que todo salga bien y si no, ps no te tocaba, será pa la proxima ;)
Besos

Uno de los Condenados dijo...

regrese :P respondiendo a tu post en mi blog, ps en cuanto a materia de asesinatos y golpes mortales estoy muy verde, pero tienes razon hay que buscar la razon de semejante batidero de sangre :P respecto al retoque de fotografias, pues de cajon uso corel pues es el programa estandar que tenemos aqui, pero yo te recomiendo que uses para tales motivos el adobe photoshop, es la hostia como dirian en España y tiene comandos faciles de dominar, espero te sirvan ;)

Uno de los Condenados dijo...

volvi a regresar, jejejeje respecto a los cazafantasmas en efecto soy fan y lo que voy a hacer es la mochila de protones con la que cazaban los fantasmas, tengo ya los diagramas y todoel chunche, jejejejej solo falta conseguir material y poner manos a la obra :p

Los Afonics Son dijo...

Mucha suerte... me ha encantado este post.



saludos

Fairest Creature dijo...

Qué bonito post. De los más lindos que he visto por acá =)

De veritas.

el7palabras dijo...

Oiga sí.
Se nota el ánimo, la sonrisa con la que escribe esto.

Pero se ve se ve también la sensación de estar agarrada del barandal, aferrada al tubo con las 10 uñas, como cuando está uno en la alberca y no quiere irse a lo hondo.
Bueno, como sabrá, no es sino hasta que uno deja ir que las cosas pasan.
Si no se suelta quedará en el "ashh, creo que esta si era"


Le mando buena vibra pa que junte la fuerza pa hacer lo necesario.
Saludos

Nadia dijo...

GA: Muchas gracias!!! Y aunque no lo creas he tratado de visitar tu blog pero por alguna razón siempre se cierra inesperadamente y no puedo comentar. Creo que hoy ya resolví el problema y pronto estaré de visita por allá.

Uno de los Condenados: Sí, en realidad no quiero hacerme demasiadas ilusiones, pero estoy contenta. Grax por el tip de las fotos. Y suerte con la mochila de protones y el guante de Freddy.

Los Afonic Son: ¡Gracias por los buenos deseos! Saludos.

Fairest Creature: Pos ya sabes que siempre mi estado de ánimo es rete evidente y jamás puedo mentir (bueno, sólo a veces). Gracias por la flor. Besos.

7palabras: Oiga, sí, así me siento, agarrada a veinte uñas, pero creo que esta si es la buena y no la voy a dejar ir, al menos voy a hacer todo lo posible porque no se me escape de las manos. Gracias. Que la fuerza esté también con usté.

Arazul dijo...

Según recuerdo, en todo el tiempo que te conozco (que ya es mucho) siempre has tenido esa capacidad de emocionarte con las pequeñas cosas de la vida...según recuerdo también, he compartido contigo esas emociones muchas veces...y si no recuerdo mal, eso de "comprar un disco nuevecito y sacarlo de su envoltura" te emociona desde muy jovencita...

May the butterflies live long!