5 de enero de 2009

¡¡¡MAGIA!!!

El cinturón de Orión: seguramente brilla
mucho porque es noche de Reyes Magos.


Esta noche es una de mis noches favoritas. Siempre lo ha sido. Recuerdo cuando era una niñita, y no quería dormir, mi mamá me daba leche con miel de abeja, según ella para que durmiera bien. Aún utilizo ese remedio para el insomnio, no sé, pero sirve. Mi cama estaba junto a la ventana y durante la noche, abría la cortina para ver si podía ver descender a los Reyes Magos de las estrellas. Miraba y miraba y nunca pasaba nada. ¿Cómo era posible? Finalmente, el sueño me vencía, pero sólo por unas horas, porque a las 3 de la mañana despertaba e iba abajo a ver el árbol y ¡sorpresa! habían llegado ya, y había muchas cosas bonitas que me habían dejado los Reyes. Recuerdo mucho esa sensación: mariposas en la panza, nervios, incertidumbre. Cada año, ésa ha sido la mejor noche de mi vida. Así fue como aparecieron en mi vida: Samantha y Karla, los chosunes, mis Barbies, mis playmobil y mi primera trilogía de Star Wars. ¡Aaah, es magia pura!

Hoy no está la bella Blue conmigo, pero no dejo de sentir esas mariposas en el estómago. Hoy no puedo dormir, estoy emocionada. Salgo a fumarme un cigarro y de pura casualidad no prendo la luz del patio, miro hacia el cielo y ahí está, el cinturón de Orión, brillando como todas las noches de Reyes Magos. No recuerdo un sólo día de Reyes que no haya volteado a ver las estrellas y esas tres no estén brillando en el cielo. Me siento feliz y nerviosa y viva. Ésa es la magia, hoy es una noche especial: extraño a la bella Blue, pero sé que ella está viviendo su propia noche de magia.

Esta foto debe tener unos 26 años de
antigüedad. Puede apreciarse la evidente
felicidad de la autora de este espacio.


Y ya me voy a dormir si no, no me van a traer nada. ¡Hasta mañana!

6 comentarios:

Fairest Creature dijo...

Jajajaja, mi abuelito es el único que se ve todo contento de ir a tomarse su foto con los Reyes Magos. Jajajajaja, ahí todo asomado.

el7palabras dijo...

Esníf.
Esníf.


Me hiciste chillar de la emoción genuina recordando esa magia; las mariposas en la panza, la incertidumbre.
El creer.
La emoción.

Diablos. Que se me agolparon en la cabeza.


Salud y feliz 2009.
Gracias Nadia.
Bai

Nadia dijo...

¡Muchas gracias por los comentarios y la visita, 7 palabras!
¿Qué puedo decir? Los reyes magos todavía son la neta =)
Saludos.

Nadia dijo...

Sí, creo que mi abuelito era el único contentito ahí, manis. No recuerdo ese día, supongo que los reyes me daban miedito, como la botarga del frutsi que nos saludó aquella vez en el súper. ¿Te acuerdas? ¡Qué miedo!

Alexbarretto dijo...

hola, pues quiero decirles a todos que mi amiga desde hace muchos años: nadia, es bastante buena pa eso de el chal, entonces por ende, es buena para hacer esta clase de narrativas cotidianas. leeanla, la recomiendo, yo no me la pierdo! suscrìbase y pìdala a su voceador..

Nadia dijo...

Muchísimas gracias, señor Alexbarreto! Sabe ud. que es más que bienvenido a este espacio. Me da harto pero hartísimo gusto verlo por acá.
Un abrazo.