22 de octubre de 2008

Comentarios sobre el post anterior... y promesa por cumplir

En realidad, el post anterior, es muy personal, y tal vez nadie tenga la paciencia de descifrar su significado, no importa. De todos modos está lleno de improperios y pestes absurdas. Pero creo que es por eso que saqué este blog, para escribir todas mis penas y mis tarugadas. Al fin, casi nadie lee lo que escribo, es casi como una libretita guardada en un cajón (no me estoy tirando para que me levanten, y digo esto sin intención de ofender a los lectores cotidianos ¿eh?).

Algún día -va la promesa- escribiré un post lleno de alegría y felicidad que contagiará al mundo entero, pero mientras tanto, los lectores tendrán que fumarse todos los ajos y cebollas que escupo hacia la humanidad.

Si hay algunas cosas que me hacen feliz, por ejemplo:
  • leer cuentos a mi bella Bleu
  • apapachar a mi gato
  • echarme un cafecito de sobremesa en familia
  • comer y comer de todo
  • salir a echar unas chelas con gente con la que pueda platicar
  • la música
  • las películas (aunque no tenga tiempo de verlas)
  • aprender cosas nuevas
  • echar chisme en el trabajo
  • hacer pasteles con la bella Bleu
  • Octubre
  • las películas chafas de terror (me hacen reír mucho)
  • mi trabajo (aunque a veces me estresa mucho también)
y así podría ennumerar hartas y hartas cosas que me hacen feliz, pero por ahí hay varios huequitos de cosas que no han sucedido, que logran que me sienta confundida, frustrada, amargada y preocupada. ¿Qué puedo hacer al respecto? Nada. Sólo echar madres, y qué mejor que públicamente, así en la vida cotidiana, puedo seguir siendo la persona pacífica y calmada que siempre he sido. Pero imaginariamente podré seguir golpeando y pateando gente en la tranquilidad de mi blog. ¡Aaaaahhhhh!

2 comentarios:

Ivanius dijo...

Empezaré por el final: qué bueno, por fin aparecen más posts en este espacio.
Además, eso de la catarsis es muy bueno... hay quienes lo hacen a través del blog, y otros nomás amarran tripa y dibujan sonrisa, como decía mi abuelo. P's así no es la vida: mejor soltarlo de una vez en la libreta, para luego seguir en lo que sigue.
¿Qué más? No sé si la estimable dueña de este espacio lo tome como un halago o no, pero me queda claro que el estilo de acá y el de La Cabeza de Berlioz comparten claramente algunas sinapsis, además de los genes. No pude evitar sonreír a los comentarios de "Quisiera".
Solamente me resta agregar que este Chanchopensante quisiera, a veces, escribir un post como los de estas dos bloggeras.
Saludos.

Nadia dijo...

ivanius: muchísimas gracias. La Cabeza de Berlioz es un poco como inspiración... y la genética es innegable: echar pestes siempre ha sido nuestra especialidad. Y sí, si es halagador, gracias.
Saluditos.