10 de agosto de 2008

¿QUÉ HACER? O ¿QUEHACER?

¿Qué es lo que hacemos cuando estamos mucho tiempo solos? A mi me da por sentarme frente a la televisión y revisar una y otra vez lo aburrida que es la programación de sábados por la tarde. Bailar y cantar a grito pelado es otra opción, al fin no tengo ningún pudor conmigo misma. Lo que también he hecho es ver películas, e irremediablemente me quedo dormida, aún cuando la película promete ser buena y he estado esperando ese momento para verla en soledad. Mmmmm, se me ha ocurrido salir sola, a la calle, a ver qué pasa. Pero no me gusta, no me gusta nada, termino comprando lo primero que se me pone enfrente y luego me arrepiento de haber gastado mi dinero en algún cacharro inútil. O sucede que regreso desesperada después de una hora de tratar de caminar entre tanta gente que va tan relajada (yo no suelo caminar tranquilamente). He probado de todo: ponerme mascarillas, chatear, echarme unos alcoholes de buró hasta que no me puedo levantar, leer, hablar por teléfono - lo malo es que por lo general, en sábado, nadie contesta-, jugar con mi gato hasta que me rasguña o me muerde, intentar ordenar lo que sé que irremediablemente se desordenará en un par de días, pintarme las uñas, pintar un cuarto, meterme a google (sin intención de buscar algo específico), tomar fotos de mi gato, checar el hi5, el facebook y tal vez agregarles alguna aplicación que me haga perder el tiempo un rato, asomarme por la ventana, mirar el desorden a mi alrededor. Pero últimamente, mi imaginación no da para más actividades que hacen que el tiempo pase rápido, entonces tomo mi escoba y mi trapeador... y me pongo a hacer el quehacer. ¿Es una actividad patética habiendo tantas cosas por hacer? Tengo muchos - bueno, algunos- proyectos en la cabeza, que requieren de un poco más de esfuerzo intelectual que el bendito quehacer. Aún no sé por qué esos proyectos no fluyen y sólo están atorados como proyectos a largo plazo. ¿Será que sé que los voy a dejar a medias, como todo? ¿Cómo saberlo? Mientras tanto, seguiré haciendo mi quehacer, que es algo que, por lo general, si termino.

8 comentarios:

sadovaya dijo...

¡Hola! Tengo 20 cosas para decirte:

1) Primeeeero! Siempre quise ser el primero en algo, y siempre lo he sido para cosas negativas o poco útiles, pero ésta ves si. Si. Si.
2) No sabés lo identificado que me siento con tu post. (o que me hubiera sentido en otra época (gracias al buda la niña pájaro y me rehizo)
3) Si, me parece que sí, hacer el "quehacer" es muy patético, aunque si la casa queda reluciente lo es menos.
4) ¡Felicidades! tu lluvia de letras es re-refrescante, no existe pósima refrigerada que la iguale.
5) La gata es muy linda
6) En el año 2007 a.D. me enfrenté a una desazón como la tuya y la superé con la fotografía.
7) Saludos a Índigo (seguro que es el apodo más rebuscado que escuchaste)
8) Bueno, las otras doce cosas que faltan, las dejo pendiente para el próximo comentario, saludetes!

sadovaya dijo...

Che, me dí cuenta que tengo varios errores, nunca aprenderé.
Como no pondré una errata espero que sepas disculpar y entender las cosas que por ahí no sé si se puedan disculpar o entender.
Saludetes!

Enoch dijo...

A mi la verdad me mandó Diana y me dijo que si no comentaba era puto. Y pues esa coaación tan arcaica tiene efecto en mi, así que aquí me tienes siguiendo al pie de la letra las instrucciones de Diana.

Sin embargo, me bastó con ver el fondo negro y leer los post para identificar un estado de ánimo. Sabes, esa desazón me recordó a os poetas del XIX. En la crueldad de la calle, de vez en vez, lograban ver algo bello que se escondía en todos esos seres tristes que, como ellos, están fuera, relegados a las orillas. Depronto no saben qué hacer, todo les causa pereza, hasta que la chispa del proyecto que tienen en la mente la colocan al lado de la hojarasca para que el bosque arda.

Tal vez, sólo tal vez, deberías acercar la chispa, no más para ver qué pasa. je.

Saludos.

Mario dijo...

Confieso que llegué nomas por reafirmar mi virilidad pero ya estando aqui noté que me gusta el diseño del blog. El contenido, tambien muy bueno.

Nadia dijo...

Gracias a todos por esos primeros comentarios, hacen que esto de despotricar sea placentero. Jajaja!!! Sadovaya: Felicidades por ser el primero. Estoy queriendo tomar la misma senda que mencionas en el punto 6.
Enoch: Trataré, de verdad que sí.
Mario: Me has levantado el ánimo. Seguiré escribiendo.

Ivanius dijo...

Bienvenida a la cosa esta del blogueo y ánimo, porque la calidad ya consta. Un chanchopensante abrazo para usted.

Fairest Creature dijo...

Ya traje a toda la banda. Nótese que todos son muy hombres, muy peludos ellos, muy hoscos, malencarados y de malos modales. ¿No son lindos? Yo los quiero a todos.


Ya estamos aquí. Ahora... diviértenos.






(Ah, por cierto, corre la sugerencia de que actives los comentarios para todo público. Por mi parte, vengo con la petición de que quites la palabra verificadora. Te puedes condenar por obligarme a teclear una cosa ininteligible cada vez que venga de visita.)

Fairest Creature dijo...

Chale, debo prestar atención la próxima vez: ya tenías activados los comentarios universales. Ora, a quitar la verifiqueishon wor. Och, y a propósito de verifiqueishon... argh, tengo que verte en persona para malhablar de tus comadres las que saben haaaarto de lengua inglesa. Afigúrate que hoy una mujer se negó rotundamente a hablarme en cristiano, bicós shis an inglich t-shirt an shi jas to rub it in mai feis ol dei long. Bitch!