10 de enero de 2012

El patito feo

Una de mis últimas creaciones es un patito feo. El destinatario: un personaje que se sintió identificado.

He aquí su carita:


Lo único chistoso fueron sus alitas, que quedaron más como de guajolote que de pato. Pero quedé bastante satisfecha con el resultado y a su nuevo dueño creo que sí le gustó.


"Al fin se partió el huevo. «¡Pip, pip!»
hizo el polluelo, saliendo de la cáscara.
Era gordo y feo; la gansa se quedó mirándolo:
- Es un pato enorme -dijo-; no se parece a ninguno de los otros;
¿será un pavo?
Bueno, pronto lo sabremos; del agua no se escapa,
aunque tenga que zambullirse a trompazos."

(de El Patito Feo de Hans Christian Andersen)

4 comentarios:

Diana dijo...

No te salió bien, porque el patito feo era feo, y éste es muy bonito. Fallaste.

Nadia dijo...

¡Jajaja! Gracias. ¡Jajaja!

GA dijo...

Muy simpático el patito!

Nadia dijo...

¡Gracias, GA! Son frutos del ocio. :)