7 de noviembre de 2009

INTERMITENTE

Como dije antes: no lo he abandonado, sólo que por el momento hay otras cosas que ocupan mi tiempo y me es difícil venir aquí y escribir.

Hoy escribo, porque según yo, el alcohol me hace un poco más elocuente, cosa que creo que sólo existe en mi imaginación.

Bueno, he estado ausente por la chamba y mil ocupaciones:

A mi hogar llegaron unos nuevos habitantes: siete renacuajos que la bella Blue recogió en su escuela.

Me he dedicado a mi placer culpable: películas y series de terror. No lo puedo evitar, es un gusto naco, que me encanta. Claro que, en días como hoy, he requerido echarme un par de cervezas para darme valor y ver algo horripilante en la soledad de mi sala.

Hice una casa de los sustos, que quedó bastante espantosa y varios de los visitantes salieron llorando. (ji!) Lo peor, es que no me arrepiento de haberlos hecho llorar, no era fuerza entrar.

He ido a nadar, y me he metido al agua fría, sufro pero luego me siento bien por haberlo logrado. Como que no soy tan vieja como a veces me siento.

Dedico mis tardes de sábado a torturarme con el estudio, con otro par de incautos que sufren igual que yo.

Vino Fairest Creature a verme, se quedó aquí y fuimos a un concierto de Paté de Fuá. Que aunque no tenía el gusto, ahora me he vuelto medio fan.

He aceptado que la soledad es mejor que la compañía en muchas ocasiones. Y me he dado cuenta que sola trabajo mejor que en equipo.

También descubrí que soy de atención dispersa y que, no soy como todas las mujeres multi-task, noooo, mi mente sólo puede enfocarse en una sola cosa y ya.

Aaaah, y lo último: el masoquismo es lo mío. O sea, veo películas de terror que me gustan, pero luego no puedo dormir, trabajo como un burro y luego no me puedo levantar, me meto al agua helada a nadar y chillo como un cochinito en matadero, pero luego me siento bien. Y así, todo termino disfrutándolo, aunque me haga sufrir o berrear.

Y bueno, ya pronto o dentro de mucho, escribiré más tarugadas sin sentido y sin edición ni nada.

4 comentarios:

Ivanius dijo...

Qué bueno leerla de nuevo, oiga. Ya pensaba yo que eso de la calaca se lo tomaron en serio varios en la blogósfera.

Por acá seguimos, y seguiremos. Espero. Un abrazo.

Sonia. dijo...

gusto saber de ti y de tus peripecias... tranquila nena que para todo hay tiempo, seguroq ue el trabajo absorve muchisimo, a mi me pasa igual pero en el blog encuentro un ratito para el relax y siempre viene bien, no?

cudiate mucho y para la otra has alguas recomendaciones de pelis macabras que a mi tambien me gustan pero a veces no las escojo bien y son mas chafas de lo que esperaba.


besitos!

el7palabras dijo...

Será por la referencia de género, será poque es lunes -antes del viernes 13-, o por leerle de nuevo, pero qué feliz me he puesto.
No se agüite porque, a ver, ¿quién tiene la suficiente autoridad pa decir quién es naco y quién no?
Porque fíjese que hasta esteisi y clinton seguramente andan de chanclas en algún momento de su vida.

Acá y allá nos vemos.

Y bueno, le iba a decir que ya no se azotara tanto pero... ¿Qué chiste iba a tener todo? A ver, a ver.

Nadia dijo...

Ivanius: Pos ya merito la calaca se llevaba a este pobre blog, pero poco a poco va a ir saliendo del inframundo, nomás déme tantito tiempo que ahí va. Abrazo, Mr. Chanch! =)

Sonia: Las pelis de horror por lo general son baratas y malhechotas, pero creo que por éso me gustan. Aunque algunas si me han hecho pasar noches en vela, léase La Maldición y el Exorcista. (Ji!) Qué bueno verte por acá. Un beso!

Señor 7palabras: Fíjese que sí, lo mío lo mío lo mío, es el azotón así violento y exagerado. Nos seguimos viendo aquí y allá, cómo no! Un abrazo!